Mes: julio 2013

De profesión… Maestro de las palabras

He tenido el placer de entrevistar a Crispín D´olot.

Me pareció interesante, dar a conocer a Crispín, ya que en nuestra sociedad tan tecnológica, debemos ser conscientes que tanto lo que se escribe como lo que se dice, es importante.
Un juglar del siglo XXI, que tiene mucho que enseñar a nuestros niños.

Crispín tiene  muchos años de experiencia, ha participado en miles de representaciones, mercados medievales … e incluso en dos programas de TÚ SI QUE VALES.

Crispin

 

 

1 – ¿Qué es un juglar? ¿La música es una característica del juglar?

Un juglar es una mezcla de músico, poeta y actor. También es pícaro y aventurero. Es uno más entre la gente. Los juglares y la música están muy ligados. En su época no existían los libros; la  música era muy útil  para memorizar y para crear el ambiente propicio para que el público atendiese.
2- ¿Cuál es el instrumento más común para acompañar? ¿ Y tu favorito?

El más común es el de cuerda pulsada; o bien el laúd o bien la guitarra.  La forma en que se cogen y el echo de que deje la boca libre (los de viento, gaitas, flautas, no lo admiten) permite que pueda recitar y hablar y cantar. Mi instrumento favorito es la zanfoña, que desciende del antiguo organistrum medieval.
3-¿Por qué crees que se debe explicar esta figura en la escuela?

Porque es una de las manifestaciones literarias y culturales menos aburridas. Los juglares eran aventureros e inquietos. Eran viajeros y hacían crónicas de los hechos que les contaban o conocían, involucraban al pueblo y al oyente. Eran muy cercanos.

4- ¿Es beneficioso que los niños conozcan este oficio? ¿Por qué?
Sí, porque, como te decía, es el origen de nuestra literatura y es un personaje muy espontaneo y libre, ajeno al academicismo. Es pícaro, amistoso, inteligente, noble y con mucho talento para buscarse la vida.
5- ¿Tus talleres para colegios, en qué se basan?
Se basan en esa tricotomía del juglar: teatro, poesía y narración, música. Combino estos elementos para engancharlo y adentrarlos en el mundo de la cultura y de las artes del espíritu.
6-Puedes citar alguna anécdota con los niños.
Cuando acaba mi espectáculo “instrumentalia” de narración oral e instrumentos del mundo, los niños me preguntan con curiosidad a cerca de los instrumentos de música. Un día se levantó un rapacillo y me dijo: ¿es verdad que vives en un castillo? No pude evitar soltar una carcajada.
7- ¿qué es lo más importante que pretendes transmitir?
Quiero trasmitir honradez y que lo niños sean buenas personas.
Muchas gracias Crispín por esta maravillosa entrevista.
Si queréis saber más sobre este fantástico juglar y el poder de la palabra:
Anuncios